viernes, 3 de julio de 2009

Reconstruir un estado o el sueño de una noche de verano








Partiendo del derecho de todo individuo o pueblo a identificarse con la nación que le parezca oportuno, quizás empezaría por comentar que España tuvo un principio complicado como compiladora de nacionalidades, pues la conquista y sometimiento del vecino no es precisamente la mejor forma de construir una sociedad de iguales a largo plazo; creo que la aspiración a ser una federación es la meta normal de un estado desarrollado; tiene que llegar un momento en que no tengamos mayor o menor autonomía porque papá estado ha visto que hemos sido buenos chicos y/o somos necesarios para formar gobierno, aunque algo (o mucho) de eso ha habido en el largo camino de la adolescencia democrática

Es curioso que observemos a Alemania o EEUU, países formados por estados con leyes propias que están federados, y los veamos como una forma de organización política completamente normal, mientras, y a pesar de la amplísima libertad de nuestro estado de las autonomías, seguimos discutiendo hoy si y mañana más, sobre que es el estado español y como debe estructurarse.

Es posible que todo tenga razón de ser, pues seguramente nos queda algo (sic) de camino por recorrer, pero no puedo negar que siento envidia al recordar a políticos y/o planteamientos de la Segunda República, o incluso de la Primera, cuando el republicanismo federal o el cantonalismo eran opciones que se barajaban como posibles soluciones a los problemas territoriales que arrastra España desde que es conocida como tal.

Uno aspira a que en cualquier parte del estado sea normal hablar el idioma que sea, y esta claro que tenemos que superar determinadas posturas ultra-nacionalistas, bien del españolismo hacia los nacionalismos locales o al contrario;  creo que la única solución es la convivencia del euskera, el gallego o el catalán  con el castellano e ir pensando en dejar atrás, aunque sea paso a paso, aquello de "mejor o más que", o los "derechos históricos" de unos en detrimento de los de otros;  posiblemente, y  si perdemos el miedo y hablamos abiertamente de federación de nacionalidades, España siga manteniendo las mismas comunidades dentro de su estructura de estado y,  si no fuera así, quedaría solucionada de todas formas una cuestión pendiente desde que existe España; opino que es el único camino para que las posturas intransigentes, de estado o locales, pierdan fuerza  y,  por supuesto, que la falta de entendimiento, incluso de respeto, maximizada por la violencia en cualquier forma, sea un mal recuerdo...si, el de una España federal es un sueño que me agrada, incluso y aunque mi tierra no formara parte de ella, que eso deberíamos decidirlo los canarios.

6 comentarios:

Olinda dijo...

Hola Joss, poco a poco voy conociendo más de la historia de España a través de vosotros. La semana pasada estuve con Kriss....siiiiiiiiii, con Krisssssss y ella tambien me estuvo explicando un poco de lo que tú estás contando. La verdad que no conocía nada de esto (ignorante yo)

Lo escribes muy bien y te agradezco.

Hace mucho que no sé de tí, te mando un beso grandote

josman dijo...

que tal oli??

me alegra que al final hayas tenido oportunidad de conocer a kriss; a ver cuando me toca a mi y tengo la ocasión de viajar al pais vasco, y a argentina y uruguay, para darles un abrazo a ti y al uruguayo disparatado, mientras tanto, un beso grandote para ti y a ver cuando tengo oportunidad de mandarle otro a ella

hasta pronto y gracias por la visita

Mar dijo...

A mí también me gusta ese sueño de una España federal, pero me temo que ni tú ni yo lo vamos a ver realizado.

Un beso.

Olinda dijo...

Hola Joss querido, fue muy emocionante verla a Kriss realmente. No hay palabras para describirlo. Fue un regalo.

Espero de corazón que un dia te pueda dar un abrazo a ti.

Mientras tanto te mando desde aqui un beso graaaande

josman dijo...

pos no da señales de vida "el hada del norte"...se habra perdido nuestra vasca favorita por los arrabales "montevidescos"?? :0/

un besote guapisima

josman dijo...

hola mar, cuanto tiempo sin saber de ti...que se cuenta nuestra futura pulitzer?? :0)

un beso bien grande guapa