martes, 24 de marzo de 2009

despacio es mejor








creo que de algo tan relativo como el tiempo se puede decir que es más de cada cual que de todos, de la misma manera que nuestra apreciación de su paso dependerá de nuestro estado de ánimo, como ya advirtiera alguien en un momento de apuro "la duración de un minuto, depende del lado de la puerta del baño en que te encuentres"; aunque claro, si atendemos a domenico cieri quizás veamos con el que a pesar de que somos nuestro propio tiempo "a veces somos el tiempo
de otros y otros son nuestro tiempo, a veces sin quererlo, a veces riendo,
a veces durmiendo, a veces despiertos"


"no tengo tiempo para nada"...una expresión que nos parece totalmente normal y que sin embargo puede encerrar un gran drama, porque si realmente Ud. no tiene tiempo...cuando vive?? la cuestión es complicada, empezando porque ni psicológica ni socialmente estamos predispuestos a vivir de manera plena el momento; las preocupaciones o los temores nos incitan a habitar mentalmente en un pasado que ya no existe, o bien, en un futuro que solo se fabrica de manera adecuada viviendo plenamente el presente, que, por otra parte, y según algunos filósofos, es lo único que existe; y es que decimos: "pasa el tiempo" y no tenemos muy claro el concepto, aunque lo que es evidente es que nosotros si que pasamos; a veces, parece que usáramos el tiempo contra nosotros mismos, buscando objetivos maravillosos o aguardando momentos idóneos, mientras sigue pasando el tiempo...y la vida; puede que, en demasiadas ocasiones, convirtamos nuestros días en algo que pretendemos que sea otra cosa a toda costa, y en medio de esa batalla puede que fuera conveniente parar al frenético personaje que nos domina desde el interior y preguntarse: el tiempo existe, o es sólo una espera inútil del que no acepta el hoy?? o plantearnos como hizo hace mucho w. shapespeare..."no será que vivo el ayer con la ilusión del mañana...perdiéndome el hoy??", también hay un proverbio árabe que expresa bien la misma idea: lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo.




no se trata de ir lento, como dice uno de los impulsores del movimiento "slow", sino de controlar los ritmos de tu propia vida y decidir la velocidad adecuada a cada situación; creo que podría ser un buen principio para bajarse del carro infernal de producción/consumismo que nos arrastra a nosotros y al planeta entero a la nada...más trabajo, para tener más cosas y poder sustituirlas mañana mismo por otros objetos de los que tampoco tendremos tiempo para disfrutar, pero no queda mas remedio que "poseerlos", sino, el status estará tocado, ya no nos podríamos comparar con los que nos rodean que también luchan por lo mismo, vivir mejor (presuntamente), pero sobre todo parecerlo, aunque al final el precio sea tan terrible como no conocer practicamente a las personas con las que nos tropezamos a diario, y aunque estemos a su lado, ya casi no ver a nuestros vecinos, amigos, pareja, hijos...ni a nosotros mismos en muchas ocasiones


parece que quisiéramos llegar con urgencia a alguna meta deseada e ineludible, aunque tengamos claro que no existe ese lugar, sino solo el camino, ahí reside nuestra vida y por supuesto, la calidad de ésta dependerá de como transitemos ese sendero, eso es lo que hará que vivamos más o menos plenamente; así lo está viendo cada vez más gente y por ello aparecen asociaciones y grupos que reivindican el derecho y la necesidad de controlar y disfrutar el "tempo" de nuestra existencia, bien sea enfocado a la comida, como hace carlo petrinni con su "slow food" o la más generalista fundación long now (literalmente "largo ahora") de usa, el sloth club de japón o la sociedad por la desaceleración de austria; y por supuesto estos grupos valoran las enseñanzas y filosofías que abogan por un sentido de la vida suave, de tipo holistico, y aunque algunas de ellas son milenarias, persiguen exactmanete el mismo fin, ya sea que hablemos de reiki, el yoga, el taichi o la homeopatía, o la curación por el agua (la "salus per aquam" de los romanos, o spa para los pijos estresados)...en el fondo, quien puede pensar en serio que una pastilla de colores puede devolver el equilibrio en apenas un momento a un organismo perturbado y enfermo??, pero bien, esa es otra historia

6 comentarios:

Labegue dijo...

Y cómo vivir sin ansiedad? Dando a los momentos su tiempo justo? Cómo conseguirlo?

Es complicado, estamos vivos, y no somos inmunes a los sentimientos, y al fin y al cabo, la percepción del tiempo depende también de lo que sentimos.

Difícil.

Interesantes reflexiones las tuyas.

Un besazo, Jose

josman dijo...

estamos de acuerdo, quizas una forma de paliar la cosa pueda consistir en no ser demasiado perfeccionista y/o exigente con uno mismo

muakas

rbk09 dijo...

Mira que paradoja: mi trabajo consistía en cubrir el mayor espacio en un determinado tiempo, así durante muchos años, al final me estresé y cambié al turno de noche, más relajado y mejor remunerado. En menos de un año que llevo en el turno de noche me han salido canas, varices, kilos de más, ojeras, bolsas bajo los ojos...creo que he salido perdiendo. Antes yo pasaba estresada sobre el tiempo, ahora el tiempo pasa sobre mí… ¿a ver si el estrés va a ser bueno?

josman dijo...

no se, no se, pero algo me suena esa historia a excusa de sedentaria empedernida, bueno, eso y el organismo, que a veces necesita bastante para amoldarse a la nueva rutina y empezar a disfrutar de las ventajas, así espero que sea por tu bien y por el de la entrada :)

que tal por los sures??

un beso paisa

La Lola dijo...

Creo que tienes razón en lo de que cada uno marca su ritmo, así debe ser...Y el tiempo no pasa igual para todo el mundo ni entodas las épocas de la vida, cuanto más viejo te haces más rápido pasa, lo malo es que no hemos aprendido a valorarlo, a disfrutarlo y sobretodo a aprovecharlo.
A mi cada vez me gusta más...."despacio", porque se que cada vez me queda menos y quiero exprimirlo lo que pueda y mis entendederas me dejen...
Un abrazo paisa

josman dijo...

estoy seguro que tu te aplicas bien en el tema porque tengo claro que valoras lo importante :0)

un beso grande para ti